Edad del Sol

La mayoría de nosotros ha crecido con sueños e ilusiones, entre ellas, una de las más comunes “encontrar al amor de nuestra vida y vivir felices para siempre”. Es una fantasía que es alimentada día a día gracias a cuentos de hadas, películas, novelas, series e incluso por nuestras propias familias.

Y cuando crecemos nos llevamos una gran decepción al ver que la verdad no es tan fácil como no las pintaron y que el amor aunque es muy bonito, no es perfecto y mantenerlo requiere bastante trabajo.

La verdad es que el verdadero primer amor somos nosotros mismos, el más importante y el que es certeramente para toda la vida. Cuando llegamos a concientizar esto, somos capaces de disfrutar tanto de la soledad como de la compañía.

Todo ese tiempo que pasamos soñando con conocer a nuestra “alma gemela” lo podemos invertir mejor en nosotros mismos, porque para poder amar a alguien, primero debemos amarnos.

¿Cómo esperamos que otra persona nos ame si nosotros no hemos sido capaces de hacerlo? ¿Cómo esperamos que una persona quiera pasar el resto de su vida con nosotros si no somos capaces de disfrutar la soledad?

La soledad o Edad del Sol es la situación ideal para conocernos y trabajar el autoestima. Todos necesitamos vivir y disfrutar de la soledad para amarnos realmente.

La mejor forma de reconocer que tienes problemas de autoestima es concientizar lo que sientes cuando te quedas solo por un tiempo; es muy fácil creer que pasamos tiempo solos, pero analiza tu día a día. Si vives con tu familia o pareja es poco probable que pases tiempo solo en tu casa, al salir siempre estás rodeado de gente.

Busca un momento de soledad absoluta para experimentar la reacción de cuerpo y de tu mente ante el encuentro contigo mismo; identifica por qué te causa ansiedad el quedarte solo con tus pensamientos, a qué le temes. Enfréntate a ti mismo y haz las paces con tu ser, habla contigo, créeme es la mejor relación que podrás tener en tu vida porque es para toda tu vida.

Las respuestas a todas las preguntas que tienes están ahí escondidas esperando a que las encuentres y luches por ellas.

Dedícate el tiempo y el amor que esperas de los demás, así podrás disfrutar de su presencia en tu vida y compartir el camino sin crearte falsas expectativas, sin tener vacíos que esperas que otros llenen por ti, porque solamente tu eres capaz de construir ese ser completo y feliz que tanto anhelas.

Gracias por leerme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s